El Perú vs Uruguay de este jueves finalizó de manera polémica en el estadio Centenario de Montevideo. Sergio Rochet se metió con todo y pelota a su arco en el cierre del encuentro, pero el árbitro no sancionó gol y tampoco revisó la jugada en el VAR, provocando la indignación de Ricardo Gareca y sus dirigidos.

Miguel Trauco sacó un zurdazo desde fuera del área en los descuentos del compromiso y el portero de la Celeste calculó mal. El charrúa tomó el balón en el aire y terminó al fondo de su portería, sin embargo, estiró los brazos para tratar de evitar que el esférico ingrese por completo.

Anderson Daronco, arbitro brasileño a cargo del duelo, dejó seguir de inmediato y luego dialogó con sus asistentes del VAR, pero no se acercó a revisar la acción personalmente, algo que desató la molestia de toda la selección peruana.