El árbitro Marco Serra, que cometió un grave error este martes en el Milan-Spezia de la Serie A al anular el gol del posible triunfo de los rojinegros por pitar con demasiada prisa una falta, se enfrenta a una suspensión que podría ser larga debido a las consecuencias de su decisión.

El error se produjo en el momento clave del partido de San Siro, en el minuto 92, cuando Serra pitó una falta a favor del Milan en el momento en el que el balón llegaba al brasileño Junior Messias, quien superaba al portero y anotaba el posible 2-1.

El árbitro pitó la falta a favor del cuadro milanista antes de que el balón terminara al fondo de las mallas, por lo que ni el VAR pudo rectificar y otorgar la ‘diana’ de la victoria.

El colegiado se dio cuenta de forma inmediata del grave fallo y, visiblemente avergonzado, pidió perdón a los jugadores del Milan.

El equipo milanés perdió la calma y acabó concediendo en el minuto 96 un contragolpe que determinó el triunfo del Spezia por 2-1, algo que no conseguía en San Siro desde hace justo cien años.

La Asociación Italiana Árbitros (AIA) ha pedido perdón a la directiva del Milan y suspenderá temporalmente a Serra.

El colegiado no debería arbitrar en las próximas dos jornadas, según adelantan los medios italianos, aunque la suspensión podría ser aún mayor debido a las consecuencias de su decisión.

Su error acaparó las portadas de los grandes diarios deportivos del país, que destacan como el Milan perdió injustamente la oportunidad de asaltar el liderato en solitario de la Serie A.

El reglamento de la Federación de Fútbol de Italia prevé que un partido se pueda volver a disputar si se registra un «error técnico del árbitro», pero el fallo de Serra no cumple con estos requisitos.

TOMADO DE MUNDO DEPORTIVO

Comunicador Social - @victorloorb - Editor e investigador editorial en Studio Fútbol desde 2014 - Director de Direct Fútbol - Panelista de Futboleros por Radio I99