Argentina celebró el hecho de quedarse con el premio Puskas al mejor gol del año: el autor, Erik Lamela, con una genial rabona con la camiseta del Tottenham frente al Arsenal.

 “Estoy muy feliz, en el momento no lo pensé demasiado, me di cuenta de que era especial cuando vi a mis compañeros y al público”, dijo el ex River, de 29 años, que hoy milita en el Sevilla.

Comunicador Social - @victorloorb - Editor e investigador editorial en Studio Fútbol desde 2014 - Director de Direct Fútbol - Panelista de Futboleros por Radio I99