Mohamed Salah insiste en que no exige un contrato ”loco” y nuevamente enfatizó que su futuro en Liverpool está en manos del club.

El vínculo del egipcio con el equipo de Merseyside expira al final de la temporada 2022/23 y aún no hubo avances en las negociaciones sobre una renovación.

El jugador, de 29 años, ya dejó en claro que quiere quedarse en Anfield, pero que depende de los propietarios de los Reds, Fenway Sports Group, llegar a un acuerdo aceptable.

”Quiero quedarme, pero no está en mis manos. Está en sus manos. Saben lo que quiero. No estoy pidiendo locuras”, afirmó el goleador africano en declaraciones a GQ.

Sus méritos para lograr una ampliación. ”Lo que pasa es que cuando pides algo y te demuestran que te pueden dar algo, es porque aprecian lo que hiciste por el club”.

Su estadía de un lustro desde su arribo de Roma. ”Llevo aquí mi quinto año. Conozco muy bien al club. Amo a la afición. La afición me ama. Se le ha informado la situación a la administración; está en sus manos”.

Sus chances para ganar The Best. ”Quiero ser el mejor jugador del mundo. Pero tendré una buena vida incluso si no gano (el Balón de Oro). Mi vida está bien, todo está bien”.

Fuente: Directv Sports