Arturo Vidal volvió a jugar al límite este domingo y estuvo cerca de ser expulsado en el Chile vs. Paraguay por la fecha 5 de las Eliminatorias. El mediocampista pateó y pisó a Santiago Arzamendia sobre el cierre del duelo, pero no fue ni amonestado por Néstor Pitana.

Con los nervios a flor de piel, el local se lanzó sobre el arco paraguayo para abrir el marcador, pero al no conseguir el objetivo la tensión crecía ante la muy bien ordenada defensa paraguaya que supo contener los embates chilenos.

El partido se calentó aún más cuando un supuesto proyectil que salió de las graderías habría impactado en la espalda del volante paraguayo Miguel Almirón cuando se disponía a cobrar un tiro de esquina, provocando las protestas de jugadores de ambos bandos que estuvieron cerca de irse a las manos.

Parecía que la historia se volvía a repetir. Chile volvía a quedarse sin nada, pero reapareció Alexis que se juntó con Isla, su entrañable socio de la banda derecha, quien metió un centro y dejó sólo a Brereton que con un fuerte remate abrió el marcador, un desahogo para La Roja a los 69.

Tres minutos después, nuevamente Alexis Sánchez buscó a Isla para mandarle un largo pase desde la izquierda y éste, tras sacarse a su marcador, metió un tiro imposible para el arquero Silva, anotando el segundo tanto local.

Las emociones siguieron tras un codazo de Charles Aránguiz sobre Angel Correa que le valió la tarjeta roja, acción que nuevamente calentó el juego.

Instantes después Vidal luchó cuerpo a cuerpo con Arzamendia y le aplicó una patada cuando estaba en el piso, sin embargo, el juez principal del partido decidió no expulsar al mediocampista.

Luego el paraguayo Alderete también se fue expulsado por golpear a Brereton, última acción destacada de un peleado partido.

TOMADO DE EL COMERCIO DE PERÚ

Comunicador Social - @victorloorb - Editor e investigador editorial en Studio Fútbol desde 2014 - Director de Direct Fútbol desde 2018 - Panelista del programa Futboleros en WQ Radio desde 2022