El Signal Iduna Park abría las puertas a la tercera fecha de la Bundesliga con el partido entre el Borussia Dortmund y el Hoffenheim que no tuvo mayores impresiones sino hasta el segundo tiempo cuando Giovanni Reyna al minuto 69 anotó el primer gol para los locales después de varios intentos de rematar al arco.

La alegría no iba a durar mucho pues a los 61′, Baumgartner puso el empate momentáneo.

Entrando a la recta final del partido, Jude Bellingham anotó a los 69′ y el público local volvió a estallar de júbilo. 2-1 en el marcador, sin embargo, Dabbur al minuto 90′ empataba el partido tras un saque de esquina mal defendido por los del Dortmund.

Se veía venir una tragedia más del Dortmund pero apareció su héroe, Eling Haaland peleó una jugada y con un zurdazo fusiló al arquero del Hoffenheim y el Signal Iduna Park estalló de alegría. 3-2 el marcador final.

Aún no se sabe a donde irá Haaland a pocos días de cerrar el mercado de fichajes, pero él sigue haciendo lo suyo: ser un goleador.