Édison Vega ya no forma parte de Liga Deportiva Universitaria de Quito. El jugador, en diálogo con ÁREA DEPORTIVA FM de Quito, se refirió a cómo salió del club albo. Además, confesó que sí ha recibido ofertas de otros equipos locales.

“Las formas de cómo se dieron las cosas al final me decepcionaron, por la lesión que venía acarreando meses atrás. Mucha gente no lo sabía. La recuperación no me la dejaron hacer en el club”, contó el futbolista.

De inmediato, agregó: “Tuve temporadas muy lindas y otras complicadas, las decisiones las toma el cuerpo técnico”.

“Venía jugando infiltrado el 2019, es una lesión rara. Las decisiones hay que acatarlas más no criticarlas. Prácticamente me tomó por sorpresa las declaraciones de los dirigentes al decir que yo había pedido la salida del club”, confesó.

Y rápidamente agregó: “Si bien es cierto en el 2019 tuve la conversación con la dirigencia y se me negó la salida, mi mente estaba enfocada en la recuperación”.

“Venía conversando de mi situación de la lesión (de rodilla), decía que me permitan hacer la rehabilitación en el club, porque la lesión la tuve jugando para el club, pero no quise seguir insistiendo y busqué por mis propios medios. Siempre agradecido con la gente de LDU. Me voy con la cabeza en alto”, aclaró.

“Solo tengo palabras de agradecimiento con Don Rodrigo Paz, tienen un hincha más de LDU. Estoy ansioso de volver a tomar mi nivel y ponerme a órdenes de mi nuevo equipo. Tengo ofertas del fútbol ecuatoriano. Mi empresario me ha dicho que son opciones de un equipo de la Costa”, sentenció Vega.