El técnico de Colo Colo, Gustavo Quinteros, afirmó que no renunciará al cargo luego que Marcelo Espina presentara su dimisión como gerente deportivo del Cacique este sábado. “Si yo fuera cobarde me hubiese ido. Vine en un momento complicado, estamos más complicados que antes por los jugadores que perdimos, pero tenemos ganas de seguir luchando, estamos motivados. Esperamos que hoy sea el inicio de revertir esto anímicamente”, declaró tras la victoria 1-2 ante Unión Española, acortando distancias en su lucha por salir de la zona de descenso.

Cabe recordar que, con ese resultado, el cuadro de Macul se logró acercar al penúltimo de la tabla, volvió al triunfo luego de tres encuentros y, además, ganó nuevamente como visita tras seis partidos. “El problema mental nos está afectando. Nos bloqueamos y tengo claro que las lesiones en parte son temas mentales, el momento afecta. Ojalá los próximos partidos podamos estar más tranquilos y podamos sacar al equipo adelante”, agregó.

Finalmente, opinó sobre la abrupta salida de Espina, apuntando que “merece irse por la puerta grande”. “Es una baja muy sentida para los que trabajan en el club día a día. Marcelo (Espina) fue la primera persona que me llamó por marzo para venir al club, le agradeceré enormemente porque dirigir a Colo Colo es un orgullo para cualquier entrenador”, reflexionó.

Y sentenció: “Por supuesto que su salida me duele mucho. Si se tiene que ir espero que sea por la puerta grande, como debe ser. El le dio mucho a esta institución como jugador y gerente. Tuvimos una gran relación en el día a día, es un gran profesional”.

El próximo desafío de los blancos será Universidad Católica, el próximo sábado, en San Carlos de Apoquindo.

Fuente: Directv Sports