Jordi Cruyff, exdirector técnico de la Selección ecuatoriana, lamentó su abrupta salida del combinado nacional sin dirigir ni un solo partido y culpó a la «inestabilidad» del proyecto deportivo por su renuncia.

El neerlandés fue contratado en la Tricolor en enero de 2020 y se marchó en julio de 2020 por una mejor propuesta del fútbol chino. El entrenador nunca pudo armar una nómina de jugadores y la Ecuafútbol le pagó solo por 52 días de trabajo.

En una entrevista con el medio One de Israel, el entrenador aseguró que su salida se debió a complicaciones con la Federación Ecuatoriana de Fútbol y la pandemia global del covid-19.

Relacionado:  HAMBRE DE GOL: "Siempre quiero anotar"

En aquel entonces, el presidente Francisco Egas mantenía una pugna con seis representantes del directorio de la FEF, que intentaron su destitución por el millonario contrato realizado con Cruyff.

«Firmé en Ecuador y tenía un lindo proyecto, pero el problema es que el coronavirus lo arruinó. Todo se canceló y me di cuenta de que el proyecto que firmé era muy inestable y luego vino un grupo de China, pagó mi cláusula de rescisión y me encontré de nuevo en China y está bien», mencionó el exseleccionador.

Relacionado:  (VIDEO) FUTURO DE CAMPANA: "Siempre Barcelona SC tendrá la primera opción"

Cruyff apuntó que tenía como sueño disputar la Copa América 2020 con la Tri. El torneo se canceló por la pandemia del covid-19 y se jugará a mediados de 2021. Tras la salida del neerlandés, la Tricolor contrató al argentino Gustavo Alfaro, quien ha cosechado tres victorias en cuatro compromisos por las eliminatorias al Mundial de Catar 2022.