El central tuvo que ser sustituido en el minuto 56 tras torcerse la rodilla en un encontronazo con Correa.

Gerard Piqué tuvo que ser sustituido en el minuto 56 del partido entre Atlético de Madrid y Barcelona en el Wanda Metropolitano después de un choque con Ángel Correa que le generó un duro golpe en la rodilla derecha. El encontronazo dejó al central tendido en el suelo con claros gestos de dolor.

Relacionado:  Justicia española absolvió a Sandro Rosell, ex presidente del Barça

El jugador fue sustituido por Sergiño Dest y tuvo que ser acompañado a la zona de banquillos por los servicios médicos al no poder poner la pierna lastimaad en el suelo.

A la espera del primer diagnóstico por parte del club catalán, la lesión de Piqué no tiene buena pinta: el propio jugador se retiró llorando del terreno de juego.

Relacionado:  (COMUNICADO) Primer caso positivo de coronavirus en River Plate

Fuente: Directv Sports