El Paris Saint-Germain (PSG) está pendiente de la lesión de adductores sufrida por Neymar durante el partido del miércoles contra el Istanbul Basaksehir, en la segunda jornada de la liguilla de Champions, encuentro que los de Thomas Tuchel ganaron por 0-2. La expedición aterrizó a las 4 de la madrugada en el aeropuerto de Roissy y este jueves Neymar debe pasar las pruebas para saber el alcance de la dolencia.

Neymar cree que no se trata de una lesión grave, como el astro brasileño confió a su entorno, según informa el diario Le Parisien. Tuchel dijo al canal RMC Sport temer que, aunque sea una dolencia poco importante, la ausencia de Neymar le haga perderse, dado lo apretado del calendario, varios partidos.

Relacionado:  Oficial: Barça-Nápoles en el Camp Nou y City-Madrid en Manchester

Es poco probable que Neymar pueda jugar el encuentro del PSG de este sábado en casa del Nantes, sea cual sea el diagnóstico, porque por precaución Tuchel le dejaría descansar. El ex barcelonista se ha perdido 4 de los 10 partidos oficiales disputados por el PSG en lo que va de temporada. Por una parte, Neymar dio positivo por Covid-19 y por la otra fue sancionado a raíz del clásico PSG-Marsella. En Ligue 1 el PSG es líder empatado a puntos con el Lille. En Champions, 2º del grupo H, a 3 puntos del Manchester United.

Relacionado:  Real Madrid pudo fichar a Lewandowski por 20 millones

Resulta evidente que Tuchel no correrá ningún riesgo con Neymar, más aún teniendo en cuenta que la lesión de adductores es una de las que, en caso de recaer, pueden comportar un periodo de inactividad más largo si la reaparición es demasiado precoz.

La Federación de Fútbol de Francia paró este jueves todas las competiciones no profesionales (incluida la Copa de Francia masculina y femenina) hasta el 1 de diciembre a causa del endurecimiento de las medidas contra la pandemia del Covid-19.

TOMADO DE MUNDO DEPORTIVO