Luego de la histórica clasificación a octavos de final la euforia se desató en el camerino del campeón ecuatoriano.

La delegación que se desplazó hasta Asunción no dudó en celebrar por su clasificación. Un momento que se merecen por toda su entrega en el campo de juego.

Las redes sociales del Delfín publicaron imágenes del eufórico festejo de jugadores, cuerpo técnico y personal en el estadio Manuel Ferreira.

Relacionado:  #DatoHavoline Macará, el primer clasificado a la Libertadores 2020