Pedro Damián Monzón fue jugador del Barcelona SC en el año 1992 dejando un buen recuerdo en la afición amarilla por su fútbol y entrega pero más allá de todo la salud mental del argentino en esos tiempos no estaba bien.

En una entrevista con el programa Fútbol Sin Cassette, Monzón confesó que pensó en quitarse la vida: "En Guayaquil yo tenía dinero, cobraba muy bien, parecía que estaba muy feliz y muchas veces tenía ganas de suicidarme pero no sé porqué. En ese momento nadie creía que existía la palabra depresión".

Tras haber superado esto y su problema con las drogas, Monzón es director técnico y confesó que algún día le gustaría dirigir a los amarillos para quedar campeón: "El sueño que tengo es poder estar algún día en Barcelona y cumplir ese sueño que no cumplí como jugador, no pude salir campeón ni de la liga ni de la Libertadores, el sueño de esa aventura que emprendí cuando fui a BSC".

Relacionado:  Aquiles sobre Roddy Zambrano: "Este árbitro es reincidente en sus errores con BSC"