El portero ecuatoriano, Johan Padilla habló en una entrevista para la radio La Red, en el cual dio su versión sobre los problemas con el cuadro rojo y respondió a la presidenta de El Nacional."No me contagié por irrumpir ningún protocolo es improbable aquello. En ese hotel en Guayaquil previo a los partidos hubo mucha gente”.

"Tengo la carta provisional en mis manos. Estoy esperando sanarme bien del COVID. Tengo 3 equipos interesados…En el club no están bien las cosas. Miren en qué lugar está el equipo. Yo nunca quise terminar así mi relación con El Nacional, un club que siempre me abrió los brazos”, afirmó el golero.

Luego agregó: “Desde el 2017 me deben primas. En lo personal tengo un carro que no he podido pagar el mensual y ahora me quieren quitar el carro. Además de las pensiones de mi hija que necesito pagarla. No me pagaban ni el salario ni tampoco el derecho de imagen. El problema empieza desde que la presidenta le pagaba a unos y a otros no”.

Y puntualizó: “La presidenta decidió después pagar a todos menos a mí. Fui con mi esposa a la oficina para arreglar mi situación y la señora hasta ahora me tiene esperando".

Para culminar, mencionó: "Parecería que yo estoy loco y reclamo cualquier cosa. Ella no puede justificar nada. Recibí apenas 2000 dólares. Yo en este momento lo que necesito es trabajar. Tengo un gran futuro y se lo que puedo dar”.

Relacionado:  Favaro y el amargo empate contra BSC: "Al no liquidar pasó esto"