Luis Suárez y su examen de italiano para obtener la nacionalidad italiana están en el centro de todas las miradas. Según anunciaron varios medios italianos primero y después también fuentes oficiales de la policía de Peruggia, el test al que se sometió el jugador está bajo sospecha ya que supuestamente habría sido amañado.

Según la policía financiera italiana, las preguntas al todavía jugador del Barça y la votación final fueron pactadas, lo que convertiría en fraude el proceso. Uno de los aspectos que ha puesto en alerta a la policía es el hecho de que el examen duró 30 minutos, cuando normalmente tiene una durada de dos horas.

Relacionado:  (VIDEO) POR POCO LEO: Messi estuvo a punto de marcar un golazo

Poco después de conocerse la noticia, ha salido a la luz también la interceptación de una conversación telefónica entre los examinadores de la prueba que echa más leña al fuego. "Debe pasar. No se puede estropear un sueldo de 10 millones de euros por temporada por no tener el B1. Pero no conjuga verbos, solo infinitivos", se escucha. También se entiende a uno de ellos decir. "Dime qué nota doy y listo".

Relacionado:  (VIDEO) FESTEJO 'COLCHONERO': Atlético Madrid goleó al Sporting

A la espera de más reacciones, esta polémica llega en medio del culebrón deportivo. Cuando Suárez lo tenía hecho con el Atlético, ‘Onda Cero’ informó de que el Barça no quiere que el jugador salga gratis al Atlético de Madrid. A ello habría respondido el charrúa con la amenaza de quedarse en el conjunto azulgrana hasta la finalización de su contrato.

FUENTE: SPORT.