Jorge Célico, Director de Formativas de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, dialogó con los colegas de FUTBOLEROS de RADIO I99 acerca de varios temas, entre esos, el chequear jugadores con nacionalización ecuatoriana en Europa.

Fue consultado por Jeremy Santos, joven elemento del Juega en el Charlton U18 de Inglaterra. Es ecuatoriano-colombiano. Ante eso, manifestó: "Lo mandé a investigar, también a otro sub 15 de Holanda".

Y luego agregó: "Yo trato de tener sobre el radar mío a todos, pero también no llega bien la información. Una chica trabaja para FIFA y trabaja en Inglaterra y averigüé de un joven aparte que decían que era ecuatoriano y ella fue la que me confirmó que no era".

Volviendo a Santos, prosiguió: "Su caso es distinto, lo estoy siguiendo. Hay otro elemento del Real Madrid Castilla, de papá alemán. Hay montón de chicos en el radar, pero de alguna manera necesito tenerlos conmigo para saber si son mejores que la generación que hay ahora".

Relacionado:  Ecuatoriano Kike Saverio, convocado por el Barça

"Por ejemplo, Kike Saverio no lo conocía nadie, y yo lo traje en 2017. En el momento que Kike iba no era mejor que Plata, Alvarado ni Rezabala. Y eso que jugaba en el FC Barcelona y tenía presión mediática. Luego evolucionó y lo iba a llevar al Mundial, pero se lesionó", comentó el profe.

"La costumbre, el tipo de fútbol, el hábito del ecuatoriano es distinto. Para traer a un chico del exterior debe ser absolutamente superior que el ecuatoriano. El nacionalizado debe marcar una diferencia abismal sobre el ecuatoriano. Para tener a dos iguales, preferible trabajar con el que está en tu medio; lo mismo pasa con los juveniles", explicó.

Relacionado:  (VIDEO) GRAN DEFINICIÓN: Kike Saverio volvió a anotar con el Barça B

Finalmente, Célico mencionó: "La idea es tratarlos en un microciclo, debo ver si hay esfuerzo, compromisos con su país. El chico nace en Europa, a veces solo ven a Ecuador en el mapa y no saben más que eso, y si es que lo saben. No hay un apego y la selección nacional requiere a gente con un compromiso superlativo".

"No es que va a un club, a un contrato, no; es tu selección, tu bandera, tu país. Y a veces estos chicos, puede pasar, tienen otras costumbres. Ojo, no critico, porque es normal, hablo del apego con este país", sentenció.

Nota de: Víctor Loor Bonilla