Cuando se produce un suceso traumático hay un momento en el que no se escucha nada más que ensordecedor silencio, segundo después se produce un ruido atronador. Algo similar ha sucedido al conocerse la noticia de que Leo Messi había comunicado al Barcelona vía burofax su decisión de desvincularse del club, una bomba, que dejó a todos, incluidos los seguidores del Barça sin saber cómo reaccionar.

Relacionado:  En el Barça analizan bajar sueldos por el coronavirus

Poco a poco, a medida que se iban conociendo más detalles y se iba asimilando la información, los seguidores azulgranas comenzaron a reaccionar. Decenas de ellos decidieron acercarse a las oficinas del club en el Camp Nou, algunos luciendo la camiseta de Leo Messi.

La indignación entre los seguidores iba en aumento a medida que pasaban los minutos y finalmente acabó siendo una manifestación en la que el único señalado era el presidente Josep María Bartomeu. Los hinchas profirieron gritos de "Bartomeu, dimisión"

Relacionado:  Robert Lewandowski: "Lo mejor de mí recién comienza"

Fuente: MARCA