Ahora ya lo ha dejado todo atrás, pero Kylian Mbappé creyó que no podría jugar la semifinal de Champions que ayer martes el PSG le ganó (3-09 al Leipzig. Y todo a causa de la lesión de tobillo que sufrió hace unas tres semanas, durante la final de la Copa de Francia.

Ayer, después de la victoria, recordaba lo mal que lo pasó y admitía que pensó que no llegaría a tiempo de recuperarse para jugar los partidos decisivos. “La noche de la lesión pensé que me moría. Lloré toda la noche pero me propuse cuidarme a tope para llegar. Quería ser parte de la aventura. Me siento mejor, ya no tengo dolor y estoy dispuesto a todo por el equipo. Quiero ganar y me dejaré la piel en el campo”.

Relacionado:  Juventus va por Mbappé

Sobre el partidazo que él y Neymar jugaron, dijo que se entienden muy bien. “Me entiendo muy bien con él dentro y fuera del campo. Tenemos más o menos la misma edad y compartimos las mismas ilusiones. Nos lo pasamos bien y nos preocupamos más por los demás que por nosotros mismos: si queremos ganar, es juntos. No solo los dos”.

Relacionado:  Se avecina enfado 'olímpico' del PSG por Mbappé

TOMADO DE MUNDO DEPORTIVO