Ni el título de la FA Cup salva de líos al Arsenal. Los jugadores del club se sienten traicionados tras anunciar el despido de 55 personas por motivos económicos, tal y como explicó el propio club, que los realizará durante este mes.

Tanto la plantilla del Arsenal como Mikel Arteta y su cuerpo técnico recibieron un recorte del 12,5% de su sueldo por culpa de la pandemia del coronavirus en abril para asegurar el futuro económico del club.

No obstante, esto no ha ocurrido y, según The Athletic, varios jugadores el primer equipo están muy enfadados y decepcionados con el club porque consideraban que dichos recortes servirían para ayudar a salvar puestos de trabajo, algo que no ha sido así.

Relacionado:  CÓDIGO DE CONDUCTA: Las estrictas normas de Pep en el City

Algunos jugadores del Arsenal, incluido Mesut Özil que es de los que más cobra, se negaron en un principio a este recorte ya que no sabían donde iba ese dinero. Los jugadores finalmente aceptaron, recuperando parte del sueldo gracias a la victoria en la FA Cup y la clasificación para la Europa League, una condición a la que llegaron ambos cuando se hizo el recorte.

No obstante, esto no ha sido así y el Arsenal ha dicho que ha examinado todos los gastos y aspectos posibles en el club antes de tomar la decisión de proponer la pérdida de empleo y que la decisión no se tomó a la ligera. Raul Sanllehí Vinai Venkatesham, que escribieron el comunicado, aseguraron que la medida es para garantizar que el club funcione de “una manera sostenible y responsable”.

Relacionado:  VIDEO El Man. City venció al Chelsea y aún hay pelea en la Premier

De entre todos los trabajadores que serán despedidos, Daily Mail explica que uno será Francis Cagigao, un cazatalentos internacional que trajo al club a Cesc Fàbregas, Héctor Bellerín y Gabriel Martinelli.

TOMADO DE MUNDO DEPORTIVO