La más que probable ausencia de Kylian Mbappé en los octavos de final de la Champions League ponen a Tuchel en un compromiso a la hora de confeccionar un posible once. El alemán no podrá contar tampoco con Ángel Di María (sancionado), por lo que las opciones para seguir con su habitual 4-2-2-2 se reducen por completo.

Este viernes, en la final de la Copa de la Liga contra el Lyon, el técnico de los parisinos podría ya hacer alguna prueba antes del decisivo partido de cuartos de la Copa de Europa. Una de las posibilidades que maneja es la de reforzar el centro del campo para prescindir de un delantero. Teniendo en cuenta que Cavani tampoco estará contra la Atalanta, las opciones se reducen al completo. Sarabia gana enteros para salir de inicio, pero ni Choupo-Moting ni Draxler parecen soluciones fiables para hacer olvidar la baja de Mbappé.

Relacionado:  Mbappé y Cavani se diviertieron ante el Rennes sin Neymar

Otra de las variantes que maneja Tuchel sería la de volver a jugar con tres centrales. La Atalanta de Gasperini es un equipo que juega siempre con defensa de 3 y carrileros muy ofensivos y eso podría obligarle a reforzar el eje de la zaga. No obstante, desde París no quieren todavía hablar de la lesión de Mbappé y confían en que acote su tiempo de recuperación para llegar a la Champions League.

Relacionado:  PSG, dispuesto a dejar ir a Neymar

TOMADO DE DIARIO AS