Jaime Iván Kaviedes, autor del gol que clasificó a Ecuador por primera vez a una Copa del Mundo, conversó con DE VUELTA AL CAMERINO (de Andrea Morales Dávila) y recordó cómo festejó (fuera de canchas) el boleto a Corea y Japón.

De qué les dijo Bolillo cuando iban perdiendo contra Uruguay, contó: "Él nos pedía tranquilidad, cada uno ya tenía jerarquía a lo largo de las eliminatorias, no nos desesperábamos, manejábamos bien la pelota. Cuando no venían opciones, con el Tin Delgado decíamos que balón que venga había que aprovecharlo. Y la idea también era generar desgaste en el rival".

Relacionado:  "Es difícil que FEF piense en un DT ecuatoriano"

"Bolillo educó a la hinchada a que no se desespere. Con Paraguay también nos pasó y remontamos 2-1. Jerarquía y tranquilidad. Después de ese gol que marqué (a Carini y que quedó en la historia) tuve más chances. Hoy se acuerdan que hice el gol, pero en ese momento todos querían que me saquen por no meter más goles (risas). Pero yo más que comerme el gol, el arquero las sacaba, había mérito", relató.

Ya cuando todo acabó, manifestó: "Me fui a Guayaquil, eran 8 o 9 de la noche. Como tenía amigos y metí el gol, tenía contactos, llamé un amigo que tenía un avión, lo alquilé. Era uno para 30 personas. Fui con primos y amigos, éramos 6. Lo que hice fue vender los otros boletos, así que salí ganando".

Relacionado:  DESCARTADO PARA ECUADOR: Klinsmann, será gerente deportivo del Herta Berlín

"Llegué a Guayaquil, fui a la casa donde mi abuelita, luego a la casa de unos amigos por un concierto que había, pero poco de eso. Más pasé con mis familiares", sentenció ‘El Nine’.

¡Dejamos el video a su disposición! Esa parte está en el minuto 22.30!

Nota de: Víctor Loor Bonilla