Liverpool se durmió en los laureles y sufrió ante Arsenal su tercera derrota en la Premier League.

El equipo londinense aprovechó los errores defensivos de su rival y ganó 2-1 en el Emirates Stadium con goles de Alexandre Lacazette y Reiss Nelson. Sadio Mané había convertido el primer tanto del encuentro.

Relacionado:  ¿Guardiola al Manchester City?