El árbitro… se lesiona. El colegiado Gil Manzano, seleccionado para dirigir el encuentro entre el Real Madrid y el Alavés, tuvo que ser atendido por un posible esguince de tobillo en pleno partido.

Corría el minuto 30 cuando el árbitro detuvo el juego y se sentó en el campo pues sufría una dolencia en su tobillo. En ese momento, el silbante aprovechó para que los equipos tomaran sus minutos de refresco y él pudiera ser atendido por los servicios médicos.

Relacionado:  J F Cevallos y sus primeras declaraciones como PRESIDENTE ELECTO DE BSC

Luego de un par de minutos, Gil Manzano pudo reanudar el partido con todo y el pie vendado. Sin embargo, no pudo completar el encuentro ya que no salió para la parte complementaria. El cuarto árbitro, Rodríguez Carpallo, tomó su lugar como silbante principal.

Fuente: Marca