El Tribunal Arbitral del Deporte ha desestimado íntegramente la demanda interpuesta por el Santos ante la FIFA, en la que reclamaba al Barça el pago de 61.295.000 euros en concepto de daños y perjuicios, con las correspondientes sanciones deportivas, a raíz del fichaje del jugador.

El TAS considera que el contrato entre el Santos y el jugador se rescindió de mutuo acuerdo, que el FC Barcelona no incumplió el acuerdo de traspaso cuando pagó unas cantidades adicionales al padre del jugador y a la sociedad N&N, y que el FC Barcelona no cometió ninguna conducta fraudulenta cuando firmó el preacuerdo con Neymar Jr, ni cuando firmó el acuerdo de traspaso con el Santos.

Relacionado:  El Real Madrid activó el Plan Neymar

La resolución del TAS también condena al Santos al pago de las costas procesales al FC Barcelona, por un importe de 20.000 francos suizos.