Tres puntos muy laboriosos consiguió Liverpool en su cancha del Anfield, luego de superar por 2-0 al Aston Villa por la Premier League.

Si bien los ‘Reds’ manejaron el trámite del compromiso, esta vez -al menos en la primera mitad- no tuvieron la claridad necesaria para hacer daño en ataque, aunque, a decir verdad, también se toparon con una defensa de Aston Villa que se mantuvo firme y ordenada.

Sin duda Salah fue el hombre que más se movió en ataque, aunque no encontró mayor respuesta en sus compañeros. ¿Y Aston Villa? Se agrupó bien en defensa y buscó hacer daño con rápidos contraataques, pero le faltó mayor contundencia.

Relacionado:  Liverpool vestirá Nike tras ganar una batalla judicial vs New Balance

Para el segundo tiempo, Liverpool arriesgó más y se volcó con todo al ataque, sin embargo eso también hizo que en defensa hayan muchos espacios que Aston Villa no supo aprovechar.

El partido, en algún momento, se hizo de ida y vuelta y, a los 71 minutos de juego, Sadio Mané aprovechó bien en ataque y rompió la paridad.

Relacionado:  (VIDEO) VUELVE UN GRANDE: El Liverpool clasificó a la Champions

Con el 1-0 a su favor, Aston Villa quedó KO y nunca más pudo levantarse y propio de ello fue que, a los 89 minutos, Jones cerró una gran jugada colectiva que él mismo inició.

Al final, el marcador no se movió más y Liverpool volvió a sumar de a tres en la Premier League, mientras que Aston Villa sigue muy preocupado con el tema del descenso.