Julio Murillo, futbolista colombiano, dialogó la mañana de este martes con los colegas de LAS VOCES DEL FÚTBOL de ÁREA DEPORTIVA FM acerca de la grave situación económica en Olmedo de Riobamba.

"Ya estaba debiendo tres meses y medio en el departamento en Riobamba. Hoy serían 4 meses. Ya era mucho, el señor (dueño del departamento donde se hospedaba) me había tenido mucha paciencia. Pero ya me tocó desocupar", explicó.

Luego, agregó: "La verdad, en Olmedo está complicado. Nos querían imponer, no proponer, que nos iban a pagar el 50 %. El que quería que lo tomara, bien; quien no, qué pena".

Relacionado:  "Hemos pagado, se debe levantar la sanción"

"Quisimos hablar algunos compañeros con ella, ya eran sueldos muy bajos, no alcanzaba para arriendos, para comida; nos bloqueaba. Nunca tuvimos contacto", relató.

"El día de las pruebas de COVID-19 hablé con al presidenta, le dije que quería hablar con ella, que lleguemos a un acuerdo. Que por lo menos me colabores con el arriendo y dijo que eso no le interesaba", acotó.

También, reveló: "Veo que a algunos les pagaron, pero que ya les están debiendo otra vez tres meses. Han sido un montón de situaciones, desde antes de la pandemia. Por esta pandemia he tenido que sobrevivir con los ahorros. En la parte humana, no hubo buen trato".

Relacionado:  AÚN DEPENDE DE SÍ MISMO: Emelec igualó ante la Católica

"Quería darme a conocer en Ecuador, quería mostrar mi fútbol, pero no se pudo. Los directivos jamás se preocuparon por nosotros. Estoy en la casa de Geovanny Caicedo, a quien le agradezco mucho, me dio una mano. Y también ya estoy en los trámites legales para ver qué se puede hacer. Me deben más de 6.000 dólares", puntualizó Murillo.

Nota de: Víctor Loor Bonilla