Cuando parecía que estaba todo listo para que se concrete la fase final de la Champions Leagueun nuevo inconveniente se sumó a la lista en las últimas horas. No tiene que ver con el formato decidido por la UEFA, sino con su sede: Lisboa reportó un nuevo brote de coronavirus​ y las autoridades portuguesas reforzaron la cuarentena en la región.

El aumento de casos en la capital lusa, llevó a la decisión del primer ministro Antonio Costa de endurecer el distanciamiento social, con medidas que apuntan a profundizar el aislamiento. Las nuevas medidas prohíben las reuniones en grupo de más de 10 personas (antes el límite era de 20) y establecen el cierre de cafeterías y locales comerciales a partir de las 20 hs.

Relacionado:  "Andate bien a la m..... Pep": Liam Gallagher criticó a Guardiola

La situación en Portugal podría volver a poner en duda el lugar de desenlace de la Champions, el que está previsto que se desarrolle del 7 al 23 de agosto en los estadios da Luz y José Alvalade, del Benfica y Sporting Lisboa respectivamente. Con los últimos datos del avance del Covid-19, el formato -a partido único y eliminación directa de cuartos en adelante- no corre peligro, pero sí la sede.

Relacionado:  Champions League: ¿Cuánto recibirán los clubes por jugar la fase de grupos?

A la mañana de este martes, hay 39.392 infectados, 1.534 muertos y 25.548 recuperados de coronavirus en tierras portuguesas. 

TOMADO DE DIARIO OLÉ