José Angulo está viviendo una segunda oportunidad en el fútbol, tras su larga sanción fue oficializado como refuerzo del Xolos de México y ahora afronta todo con mayor madurez.

“Agradecido con Dios y mi familia por esta nueva oportunidad, han sido años de sufrimiento” expresó el jugador en una entrevista con Radio Área Deportiva.

Angulo confesó que acudía a una clínica de rehabilitación por varios meses mientras entrenaba y reconoce su error: “Mucha gente piensa que lo mío era adicción, pero no, eso fue un error de fiesta y me sometí a estar en una Clínica por 6 meses y ahora estoy bien”.

El delantero de 25 años agradeció de manera especial a su representante José Chamorro: “Me sometí a un tratamiento para disciplina, él me habló y aconsejó cómo un padre. Todo fue muy duro”.

El Tin es realista que le va a costar tiempo el volver a su mejor versión pero tiene en mente ser parte fundamental de la Tri: “El puesto en la selección es mío, nadie me lo pelea y voy a hacer todo para volver y ganarme ese puesto”.