El empate del Benfica ante el Tondela encendió a la afición del líder de la Liga NOS. Según informó ‘A Bola’, varios seguidores lanzaron piedras al interior del autobús, lo que provocó daños físicos en los jugadores.

La misma fuente también asegura que Julian Weigl y Andrija Zivkovic fueron los que salieron peor parados. Ambos fueron golpeados por los cristales de la luna delantera.

Relacionado:  (VIDEO) PEGÓ PRIMERO: El Benfica ganó al Dortmund en Champions

Tanto Weigl como Zivkovic fueron llevados en primera instancia al centro de entrenamiento, donde recibieron las primeras asistencias médicas, y posteriormente al Hospital da Luz como medida de precaución.