El entrenador del Atalanta italiano, Gian Piero Gasperini, admitió que estaba enfermo el día del partido de la Liga de Campeones ante el Valencia en Mestalla y que empeoró a su regreso a Italia.

"Hace unos días me hicieron las pruebas que me confirmaron que tuve la enfermedad (COVID-19). Recuerdo que el día antes del partido de Valencia estaba enfermo. Por la tarde, peor. Y cuando volvimos a Italia me sentía hecho pedazos", expuso Gasperini en una entrevista que este domingo publica La Gazzetta dello Sport.

Relacionado:  (VIDEO) FELIPAO SUMÓ MINUTOS: Lazio fue remontado y pone en riesgo su pelea por el título

El entrenador del Atalanta aseguró que "estaba fatal" durante el encuentro. "En el banquillo tenía mala cara. Era el 10 de marzo y las dos noches siguientes apenas dormí. Me sentía en pedazos y cada dos minutos pasaba una ambulancia, parecía la guerra. Pensaba: ¿si voy al hospital, qué me pasará?", dijo Gasperini.

Reconoció también que perdió el sentido del gusto y del olfato y que incluso llegó a temer por su vida. Hace diez días supo, por un test, que había superado la COVID-19.

Relacionado:  (VIDEO) Remontada y PALIZA del Manchester City en Champions

Pese a haber sufrido la enfermedad en primera persona, Gasperini se mostró partidario de reanudar la competición. "Algunos creen que volver al campo es inmoral después de lo que ha pasado y ante el riesgo de que vuelva a suceder. Pero es la única manera de volver a la normalidad", señaló.