El entrenador español campeón de la CONMEBOL Sudamericana con Independiente del Valle, Miguel Ángel Ramírez habló en una entrevista para The Coaches Voice, donde habló de varios temas.

Sobre su adaptación al Ecuador y el fútbol ecuatoriano: "A la vida en el país no fue difícil, porque desde el principio el club ha estado siempre presente, he podido hacer buenas amistades, me han tratado muy bien. En cuanto al fútbol cuando entre a las formativas me costó asimilar ciertas cosas en cuanto a ritmo, al hábito de trabajo que yo lo traía de otra forma, si que desde el primer momento quise ayudar a poder entender que para competir mejor, hay que entrenar mejor y había que tener ciertos hábitos de entrenamiento".

Luego agregó: "Veía que los entrenamientos se paraban mucho, los entrenamientos duraban mucho pero no porque se trabaja mucho, sino porque se paraba mucho, habían pausas, muchas explicaciones, eso repercute en el jugador a pararse a ser más pasivo y eso se traslada a la competición, fue lo primero que intenté cambiar. En el primer equipo creo que lo hemos logrado que los entrenamientos sean muy dinámicos, pocas pausas, parar poco para hablar, si había algo que conversar antes o luego del entrenamiento, salvo que haya que explicarlo con más detalles".

Y finalizó: "Con respecto a la competencia, es la primera vez que estoy en el fútbol profesional y por eso puede que no me haya costado la adaptación, si es verdad que son campos de juegos muy distintos, a lo acostumbrado en Europa o España, luego si suele ser muy físico la competencia que eso determina el juego".

Relacionado:  #DatoSF UN PARTIDO QUE ENTRETIENE: La estadística del BSC vs IDV