El estadio San Siro de Milán, uno de los grandes templos del fútbol mundial y casa del Milan y del Inter, ya no está considerado como una estructura de “interés cultural” y podría ser derrumbado en los próximos años para dejar paso a la edificación de un nuevo coliseo para los clubes milaneses.

El veredicto lo dio recientemente la Comisión regional para el patrimonio cultural de Lombardía (norte) en un documento en el que se asegura que ya no quedan restos suficientes del San Siro originario para que se considere un bien de interés cultural para la ciudad.

“El estadio Giuseppe Meazza no presenta interés cultural y por lo tanto está excluido de las disposiciones de tutela por esta razón: se trata, en este momento, de una estructura arquitectónica en la que los restos del estadio originario de 1925-1926 y la ampliación de 1937-1939 son residuales con respecto a las siguientes intervenciones de adecuación y ampliación, realizadas en la segunda mitad de 1900”, se lee en el documento firmado por la Comisión regional lombarda.

Relacionado:  Los motivos de Bonucci para dejar la Juventus

“No se remontan a más de hace setenta años (como está previsto por el Código de Bienes Culturales para determinar el interés cultural de una estructura)”, agrega.

El estudio fue realizado a petición del alcalde de Milán, Giuseppe Sala, quien está trabajando junto al Milan y al Inter en unos proyectos para edificar un nuevo estadio, más moderno, en la misma zona en la que surge el coliseo actual.

Relacionado:  IRÍA NADANDO Y SIN CONTRATO por jugar en el Barça

Todos en Milán tienen claro el significado simbólico de San Siro para la ciudad, pero se considera oportuno que su leyenda se adecúe a los tiempos y siga en una nueva estructura, que debería estar lista antes de 2024.

Así, los dos clubes planean derrumbar parcialmente el actual estadio para que haya espacio para construir al nuevo y, entre las hipótesis, está la de mantener una parte del viejo coliseo para convertirlo en una ciudad deportiva para los ciudadanos.

FUENTE: MUNDO DEPORTIVO.