Los árbitros son mayoritariamente del Real Madrid. Al menos, eso es lo que opina uno de los colegiados con más trayectoria en Primera División, ahora ya retirado, Eduardo Iturralde González, Con una experiencia de 291 partidos en la máxima categoría, Iturralde no tiene dudas. Actual analista de El Larguero de la SER, el ex colegiado vasco expuso sus cifras cuándo, actualmente, le preguntaron cuántos árbitros eran del Real Madrid y cuántos del Barcelona: “90% – 10%”.

En 2014, en el programa Tiki Taka de Marca TV, Iturralde ya se extendió sobre su teoría de la afiliación sentimental de los árbitros por los equipos. “Los árbitros del fútbol español no venimos de Marte. Te metes a árbitro porque te gusta el fútbol, y si te gusta el fútbol no creo que haya nadie al que no le guste un equipo. Yo tengo la suerte de haber nacido en Bilbao y en Bilbao la gente es del Athletic. Sin embargo, en el resto de España la mayoría son del Real Madrid o del Barcelona porque son los equipos que ganan, y es así. Y entonces los árbitros vienen de ahí, y la mayoría son del Real Madrid”, afirmó antes de precisar: “Y eso no quiere decir que cuando piten al Madrid no sean profesionales”.

Relacionado:  (VIDEO) Cristiano hizo un gesto obsceno para protestarle al árbitro

Clattenburg, Lippi y ahora Iturralde

No hay fútbol, pero la polémica nunca descansa. En ese sentido, ha sido una semana especialmente contundente con los beneficios arbitrales del Real Madrid. Hace unos días, el árbitro inglés Mark Clattenburg, que dirigió la final de la Champions League de 2016 con victoria del Real Madrid sobre el Atlético de Madrid, admitió en el Daily Mail que concedió erróneamente el único gol del Madrid, obra de Sergio Ramos. “En esa final, el Real Madrid se puso 1-0 en la primera parte pero el gol fue en fuera de juego por muy poco. Nos dimos cuenta en el descanso. Era una acción difícil y mi asistente falló”, señaló Clattenburg, quien pese a errar groseramente en un partido tan trascendental no tuvo reparos en tatuarse un recuerdo de aquella final en su piel.

Relacionado:  Pogba, la obsesión de Zidane

Paralelamente, Marcelo Lippi, técnico de la Juventus en la final de la Champions Leaue de 1998 que perdió el equipo turinés ante el Real Madrid, recordó esta misma semana que el único gol de aquel partido, obra del madridista Pedja Mijatovic, “fue en fuera de juego”. “Los que lo dicen son contrarios al Madrid”, replicó Mijatovic en esta polémica que pervive 22 años después. En una entrevista a As hace años, Mijatovic ya había dicho que su gol “no fue fuera de juego,; y si lo fue, hay que negarlo”.

TOMADO DE MUNDO DEPORTIVO