La autobiografía de Giorgio Chiellini regala otro gran titular que causará polémica. Tras haber ‘elogiado’ a Sergio Ramos por la lesión de Salah en la final de Champions 2018, el capitán de la Juventus hizo lo mismo con Luis Suárez… ¡por el mordisco del Mundial 2014! El defensa definió al punta "el clásico chico de calle", capaz de utilizar a los defensas "como paredes" para el balón, como hacen los niños: "Admiro su malicia: si la perdiera, se convertiría en un delantero normal".

Relacionado:  FIFA confirmó la creación de un comité de regularización para la AFA

Hablando de aquel Italia-Uruguay, Chiellini afirmó: "El día del mordisco no había pasado nada raro. Marqué durante casi todo el partido a Cavani, otro tipo complicado con el que no nos faltó vivir nada en el campo. De repente, noté que me mordían el hombro y nada más". El italiano casi justificó a Suárez: "Se ha pasado, pero aquella es su estrategia de contacto en la lucha, y, si puedo decirlo, también es la mía: él y yo nos parecemos y me gusta enfrentarme con delanteros así".

Relacionado:  (FOTO) Luis Suárez firmó su renovación

El bianconero desveló que fue el primero en llamarle: "Fue después de un par de días y no hacía falta pedirme ningún perdón". Y, sin esconderse, reconoció: "Yo también en el campo soy un gran hijo de puta y estoy orgulloso de ello: las malicias son parte del fútbol, ni las llamo irregularidades. Según Chiellini, "para superar el rival debes ser listo, yo noto cuando es necesario provocar. Es algo irracional, casi una percepción emotiva".

TOMADO DE DIARIO AS