El Bayern de Múnich no ejercerá la opción de compra de 120 millones por Philippe Coutinho, jugador del Barça cedido al conjunto alemán, pero sí tiene intención de prorrogar su cesión -que acaba el próximo 30 de junio- hasta que concluya la Champions. Según las previsiones de la UEFA, que aún no se han hecho oficiales, la máxima competición del fútbol europeo concluiría a finales del mes de agosto, concretamente el día 29, disputándose la final en Estambul.

Antes, de pensar en una posible final, el Bayern deberá primero certificar su pase a los cuartos de final el 7 de agosto, tras el 0-3 que consiguió frente al Chelsea en Stamford Bridge en la ida de los octavos antes de que se paralizara la competición por la pandemia del Covid-19.

Relacionado:  Oficial: El Barça fichó a Todibo

Después de que fuera operado de la lesión en su tobillo derecho el pasado 24 de abril en Alemania, el Bayern comunicó que “el jugador comenzará con su programa de rehabilitación en unos 14 días”, rezaba entonces el comunicado médico emitido por el club muniqués. Sin embargo, y como desveló MD, Coutinho estará un total de seis semanas alejado de los terrenos de juego.

Si se cumplen los pronósticos, y dando por hecho que la evolución es la correcta, Coutinho podría reaparecer a mediados de junio, con lo que aún podría disputar alguna jornada de la Bundesliga -que acaba el último fin de semana de junio-.

Relacionado:  (VIDEO) Morata explotó y no dio la mano a Zidane al ser sustituido

En cambio, tanto para jugar la posible final de la Copa de Alemania -si antes del Bayern se deshace del Eintrach de Fr ankfurt en las semifinales fijadas para el 9 y 10 de junio- como para afrontar la Champions, que se celebraría en agosto, Coutinho podría estar ya a tope físicamente, pero antes debería retocarse su contrato.

Su cesión concluye el próximo 30 de junio y, en consecuencia, para participar en las competiciones de Copa y la Champions, el Bayern necesita prorrogar su cesión hasta finales de agosto, algo que está dispuesto a hacer y que, obviamente, debe contar con el beneplácito del Barça, que se ahorraría dos meses más de la ficha del brasileño.

TOMADO DE MUNDO DEPORTIVO