Carlos Gruezo, jugador del Augsburgo de Alemania, comentó que el problema del caso Piso 17 le provocó un problema familiar grande con su esposa. Así lo contó en una entrevista con Radio Huancavilca:

"Tuve muchos problemas en mi casa con mi esposa, después del partido con Chile ya firmé contrato con el Augsburgo de Alemania. Terminamos eliminados de la Copa, llegamos al hotel, cenamos y me despido de mis compañeros en la madrugada, salí, y viajé" expresó el volante tricolor.

Relacionado:  UN PRIMER BOSQUEJO: Los 11 de Célico para el jueves

Contó que perdió unas conexiones por lo que tuvo que regresar al país y de ahí la sorpresa: "Cuando llego a Ecuador, prendo el teléfono y veo un mensaje que me decía de todo y yo no sabía nada. Le dije "yo no sé nada que quieres que te diga".