Esta noche, en el sitio oficial de la Federación Ecuatoriana de Fútbol se dieron a conocer varios puntos importantes de la presentación del protocolo para la vuelta a la actividad por parte de Francisco Egas al COE Nacional que regula la Emergencia Sanitaria por la crisis del COVID-19.

Al principio se detalla que no se podrá reanudar (será sin público) si no se tienen en cuenta lo siguiente:

  • Levantamiento del estado de emergencia.
  • Aprobación del protocolo por parte del Ministerio de Salud y el COE.
  • Tiempo necesario para una especie de pretemporada.

Uno de los puntos a tomar en cuenta es que la FEF propone (falta aprobación del Directorio) pagar las pruebas del COVID-19 para los 26 clubes de la Liga Pro entre las series A y B, los 17 clubes de la Superliga Femenina, con el detalle que serán máximo 40 personas por equipo con listado previo además de 150 árbitros centrales y asistentes.

También se propone pagar las pruebas de anticuerpos para la prueba de la “fase 3” y la última que se hará previo a la competición, dejando en claro que en el caso de que se reanude los clubes deberán hacerse cargo de las pruebas durante los torneos.

Para todo esto, recalcaron que para la realización de las pruebas se abrirá un concurso público abierto para poder contratar un laboratorio con todos los avales posibles.