Maximiliano Biancucchi, el primo del astro argentino, explicó la razón por la que un regreso a la Argentina no es algo seguro.

Hace algunos meses, cuando el Covid-19 no existía ni en las peores pesadillas, en Newell’s le daban forma de proyecto al gran sueño: tener a Lionel Messi con la camiseta rojinegra. Pero más allá de la suspensión de la actividad a nivel mundial, hay un tema trascendente que aleja a la Pulga de Argentina y fue contado por Maximiliano Biancucchi.

Relacionado:  La confesión del presidente de AFA: “Nos salvó Messi”

El primo de Leo, de extensa trayectoria en Paraguay y Brasil, contó en FM 94.7 que “si no fuese por la inseguridad, Leo jugaría acá en la Argentina. Es lo único que lo afecta a la hora de pensar en volver, aunque la gente no lo entienda, él tiene amor por este país”.

Al igual que la estrella de Barcelona, Biancucchi es hincha de Newell’s y por eso asegura que es su sueño verlo en la Lepra, pero que pone los pies sobre la tierra cuando imagina "que juegue un clásico, los nenes tienen que ir a la escuela, todo en una ciudad que es un infierno”.

Relacionado:  Messi pone a disposición su avión privado para las Eliminatorias

Por último, contó algunos detalles del talento de Messi cuando eran niños. "En el barrio jugaba con nosotros que éramos más grandes y nos decían que lo saquemos porque lo iban a matar, todos le querían pegar, era la única forma de pararlo, igual él se la aguantaba", concluyó.

Fuente: Directv Sports