El FC Barcelona realmente desea fichar el ecuatoriano Pervis Estupiñán, de 22 años, según publicó el portal español Don Balón. Allí se indicó que el cuadro catalán está dispuesto a pagar hasta USD 10 millones para comprar los derechos deportivos del jugador.

A continuación compartimos la nota publicada sobre el ecuatoriano, quien brilla en el Osasuna:

El objetivo del Barça parece ser muy diferente a lo que tenían previsto en un inicio. La temporada que viene será un año de transición deportiva y económica. La crisis del Covid-19 va a obligar a ello y por ese motivo Bartomeu ya ha comunicado a la secretaría técnica el nuevo cambio de rumbo a la hora de firmar jugadores. Buscan el talento joven con vistas al futuro próximo.

El ejemplo más claro es el de Pedri. Al canario le firmaron el verano pasado por 5 millones y muchos apuntan a que será el fichaje estrella de este verano. Nadie como él para demostrar que el equipo culé está a tiempo de virar hacia una política mucho más constructiva y, sobre todo, barata.

El objetivo para el lateral izquierdo es ahora el ecuatoriano Pervis Estupiñán. El lateral izquierdo llegó a Pamplona, para jugar en Osasuna, este verano tras dos años en la Segunda División en España donde brilló. Sobre todo en su último año en Mallorca.

El jugador es un lateral profundo, de mucha llegada. Su gran condición física le permite tener mucho recorrido y presencia en ataque. Técnicamente es bueno y en defensa, pese a algún problema en la colocación y en la orientación de sus perfiles defensivos, ha demostrado tener un nivel más que aceptable.

Para muchos está siendo, de largo, el mejor lateral de la categoría. La Primera División no se le ha quedado grande. Lleva un gol y cuatro asistencias y muchos equipos han puesto sus ojos en él. El Manchester United es uno de ellos. El jugador sigue perteneciendo al Watford inglés, pero acaba contrato en 2021. Es el momento de negociar su traspaso.

El Barcelona pretende firmarlo por menos de 10 millones y cederle a un equipo de Primera. El Real Valladolid puede ser destino, dadas las buenas relaciones que tiene la secretaría técnica actual con el propietario del club pucelano, Ronaldo.

Un fichaje joven y con proyección que demuestra que el Barcelona está más que preocuapado por su futuro próximo a nivel deportivo, pero sobre todo a nivel económico. Es el momento de abrocharse el cinturón y acertar en los fichajes.

Relacionado:  HASTA FINALES DE MARZO: Antonio Valencia recayó de su lesión