FUENTE: INFOBAE.

A la espera de lo que será el reinició del fútbol en España, todavía sin fecha oficial para el regreso de la liga luego del parate establecido por el avance de la pandemia de coronavirus, el FC Barcelona avanza en la contratación de su objetivo máximo para la próxima temporada: el delantero argentino Lautaro Martínez es el futbolista elegido por la cúpula directiva a cargo de Josep Maria Bartomeu

Con el objetivo de reforzar el ataque de un equipo que extrañó el aporte anotador de Luis Suárez, que se ausentó desde el inicio del 2020 luego de realizarse una artroscopia en su rodilla derecha de la cual todavía se encuentra en plena recuperación, la institución catalana tendría todo arreglado con Martínez y sólo resta el acuerdo con el Inter de Milán para concretar una transferencia que podría ser de las más rutilantes del próximo mercado de pases en el Viejo Continente.

En los estrictamente económico, el club culé cree que la cláusula de rescisión del contrato del delantero es demasiado alta: 111 millones de euros por el pase de un jugador de 22 años es un precio excesivo, más allá que en el Barça reconocen las capacidades futbolísticas del punta que nació en Bahía Blanca y creció a fuerza de buenas actuaciones en Racing.

Relacionado:  Las conclusiones que dejó el Barça - Madrid

Es por esto que la dirigencia blaugrana intenta incorporar a la negociación con sus pares italianos a otros futbolistas del plantel profesional en compensación por no abonar la totalidad de la ficha de Lautaro. Según publicó el periódico Sport en su sitio digital, serían seis los nombres que la secretaría técnica del Barcelona le ofreció al Inter para que finalmente elijan a dos jugadores que ingresarán como parte de pago de la transferencia de Lautaro. Ellos son: Umtiti, Júnior Firpo, Semedo, Arturo Vidal y Rafinha y Todibo, ambos cedidos a préstamos en otros clubes.

Entre los nombres apuntados, el primer elegido sería el del mediocampista chileno. Vidal ya fue uno de los jugadores pretendidos por el entrenador interista Antonio Conte cuando desembarcó en el club de Milán a principios de temporada y también en la pausa de finales de año. Para el DT del Inter, Arturo sería una pieza clave en el centro del campo en la lucha por el Scudetto ante la Juventus, dado que el volante trasandino es un futbolista con calidad probada y un extenso recorrido exitoso por el fútbol europeo.

Relacionado:  El Barça presenta una baja sensible en defensa

Otro de los jugadores que la institución de Italia podría tener en cuenta es Todibo. El marcador central francés, uno de los futbolistas con mayor proyección en su país, tiene 20 años y llegó a Barcelona a principios de 2019 luego de quedar libre del Toulouse. Sin lugar en el primer equipo y con el objetivo que el joven sume minutos y experiencia en otra liga fuerte de Europa, los dirigentes lo cedieron hasta el final de la presente temporada al Schalke 04 de la Bundesliga alemana. Por sus aptitudes, su bajo contrato y alto poder de reventa, el Inter vería con buenos ojos quedarse con su pase.

Entre los futbolistas que tendrían menos posibilidades de mudarse de España a Italia estarían dos pesos pesados de la defensa barcelonista: el francés Umtiti y el portugués Semedo no entrarían en la negociación por sus altas fichas y porque sus puestos ya estarían cubiertos en un equipo como el Inter que sueña con volver a la gloria de una década atrás cuando se coronaron campeones de la Champions League gracias a los goles de Diego Milito y bajo la conducción de José Mourinho.