La Juventus y el propio Paulo Dybala han confirmado esta mañana que los últimos análisis del COVID-19 realizados al jugador argentino han resultado negativos por lo que se puede concluir que está curado de esta enfermedad.

El crack del equipo bianconero había contraído el virus desde hace semanas atrás junto a su novia y cumplieron la cuarentena en su casa como manda el protocolo.

Relacionado:  José Francisco Cevallos detalla la transferencia de su hijo

Ahora, el jugador deberá esperar un tiempo para volver a ser llamado a los entrenamientos por parte del club, los mismos que ya empezaron hoy con un reducido grupo de jugadores y con todas las medidas.