Cynthia Viteri, alcaldesa de Guayaquil, anunció que la ciudad (la más afectada por el COVID-19 en el país) no dejará el "semáforo en rojo" hasta que al menos no exista una cifra real de contagiados y fallecidos en el Puerto Principal.

Por medio de su cuenta Twitter, Viteri se reunió con el COE Cantonal con el fin de analizar la situación junto a representantes de las Cámaras de Comercio e Industrias de la ciudad.

"Hemos tomado la decisión de que Guayaquil no salga de la semaforización en rojo, hasta obtener las cifras reales de contagios en la ciudad y su evolución", comunicó la alcaldesa.

Relacionado:  35.828 casos de COVID-19 en Ecuador: 3.056 fallecidos

"Lo lograremos realizando pruebas rápidas durante esta semana, mientras contabilizamos el ingreso hospitalario y la demanda de salud para poder aislar a los infectados y evitar que se masifique la propagación. Así lograremos salvar vidas" agregó la burgomaestre.

Algunos detalles importantes del SEMÁFORO EN ROJO:

  • Se autorizan actividades comerciales para pedidos por teléfono o en línea con entrega a domicilio.
  • Sigue la suspensión de la jornada laboral (excepto labores esenciales).
  • Se mantiene la restricción por placas.
Relacionado:  Otra liga de Europa anunció el regreso del fútbol

Aparte de esto, se mantienen estas medidas a nivel NACIONAL:

  • Se mantiene aislamiento obligatorio a mayores de 60 años y personas con condiciones de salud vulnerables.
  • Obligación de mascarillas.
  • Prohibición de eventos públicos.
  • Suspensión del inicio de clases.
  • Suspensión de transporte interprovincial.
  • Cerradas las fronteras terrestres y aéreas.
  • Apertura de transporte interprovincial de encomiendas.
  • Todos los establecimientos deben preparar protocolos de salud.