La pandemia de coronavirus ya supera los dos millones de casos confirmados y el número sigue en alza. Pero además de los infectados que fueron confirmados, muchos pueden haberse contagiado el virus COVID-19 y no haber sido diagnosticados. Y Kevin de Bruyne cree que puede haber sido uno de ellos.

"Cuando empezó el confinamiento mi familia estuvo enferma por ocho o nueve días", reveló el volante belga en charla con Sky Sports. "Empezó con mi hijo más chico, luego el más grande y luego mi mujer, pero no sé si tuvimos coronavirus", explicó.

Relacionado:  Champions League: De Bruyne, volante del año

"Afortunadamente, ya estamos bien y las últimas dos o tres semanas han sido realmente buenas, encontramos una rutina y todo está muy bien", expresó la figura del Manchester City, quien ya no presenta síntomas y se encuentra entrenándose por su cuenta a la espera de la reanudación del fútbol.

"Me aburre hacer cosas por mi cuenta, entonces prefiero correr. Me mantengo ocupado y puedo escuchar podcasts y cosas así", contó sobre su modo de mantenerse en forma durante la cuarentena.

Relacionado:  De Bruyne, Lukaku y Witsel están haciendo el curso de entrenadores