El entrenador de la selección ecuatoriana de fútbol, Jordi Cruyff se ha sometido a una entrevista muy novedosa donde niños fueron los protagonistas. Las incisivas preguntas fueron realizadas por Amelia, Isa, Sophie, Manu, Salvatore y Marco, periodistas de entre 10 y 14 años. El seleccionador de Ecuador ha explicado cómo vive el fútbol y el confinamiento en un encuentro organizado por el la FEF.

  • Confinamiento. "Los primeros días vas viendo videos, vas viendo fútbol y estás todo el día conectado, leyendo las noticias de cómo va este país y en el otro, cómo se está llevando el virus, y bueno, ahora después de 33 días pues ya, cansado de esta situación, pero bueno, hay que mentalizarse y hay que aguantar lo que tenemos que aguantar, e intentar aprender cosas nuevas".
  • La convivencia con sus hijos. "Tengo mucha suerte, es que saben cocinar, uno hace la comida, la otra la cena y yo hago todo lo demás; pero tengo suerte, al menos esa parte, son mejores que yo, y hemos repartido las tareas de manera que todos salimos ganando y perdiendo un poquito".
  • Adora la comida del país. "Tengo que decir que una de las sorpresas más agradables que he visto con mis compañeros del staff es la comida, nos hemos llevado una sorpresa muy agradable, porque la comida, todo, está buenísimo en Ecuador, a tal punto que algún miembro del staff tiene que cuidar lo que va a comer sino va a engordar demasiado".
  • Cómo recuerda a su padre cuando era un niño. "Cuando era pequeño, íbamos a la calle, yo al principio no entendía por qué la gente que venía con un papelito y un lápiz. un bolígrafo, y le pedía a mi padre que pusiera su nombre en un papelito y con el tiempo, te das cuenta que cuando la gente se acercaba a mi padre se emocionaba, se ponían nerviosos y empezaban a hablar muy rápido y con el tiempo entendí, que era un hombre respetado un ídolo y bastante querido y yo creo que como todos los hijos siempre nos fijamos en nuestro papá en lo que hace".
  • Su ídolo de pequeño, al margen de Johan. "Cuando tenía más o menos vuestra edad, sobre los 12- 13 años, era Marco van Basten, porque aparte era un jugador del Ajax que luego fue al Milan, a la Selección Holandesa, que me parecía un jugador extraordinario, fueron los pocos años que viví en Holanda y lo podía ver entrenar y jugar".
  • Ser el técnico de Ecuador. "Es un reto grande, un reto difícil, es un reto siempre que es un país, hay una afición de todo un país detrás, exigentes, que es normal, todos, que tienen la cabeza de entrenador porque todo el mundo haría una alineación diferente, todo el mundo llamaría a otro tipo de jugadores, pero una de las cosas que me puede ayudar mucho en esta aventura, al final es que hablamos el mismo idioma y eso en mis últimos equipos nunca ha sido así. Estamos ilusionados, sabemos que es difícil pero bueno, en el fútbol nunca hay nada fácil".

¡Frases tomadas del Diario MARCA!

Relacionado:  (VIDEO) BSC Y 4 GLORIAS DEL CLUB: "A este virus le ganamos en equipo"