La temporada está en el aire debido a la crisis provocada por la expansión del coronavirus y los dirigentes futbolísticos trabajan para encontrar la mejor fórmula que permita que las ligas lleguen a su fin una vez que las autoridades sanitarias levanten las medidas restrictivas que mantienen paralizadas las competiciones.

En este contexto, según informa The Independent, la Premier League se está planteando la posibilidad de que los partidos de las 9 jornadas que quedan por disputar tengan lugar en una misma región, siendo favorita Londres.

Relacionado:  NO DESCANSAN: El United aumenta cifras con tal de recuperar a CR7

Este modelo, que también está siendo contemplado por la Bundesliga y la NBA de basket, contaría con el apoyo del gobierno británico, muy interesado en que la Premier termine debido a la repercusión que tiene entre la población.

La medida, siempre según esta información, no deja de ser por ahora una idea, pero está siendo debatida y se adoptaría con el objetivo de no propagar el coronavirus y se jugarían partidos cada día aunque a puerta cerrada, sin público en los estadios. De esta manera los clubs acabarían ingresando las generosas cantidades que pagan las cadenas de televisión para transmitir los partidos de la Premier. Obviamente los 92 encuentros que quedan por jugarse (los 10 de cada una de las 9 jornadas más dos pendientes) serían emitidos en directo.

Relacionado:  Programación de la Fecha 30 de la Premier League

El formato sería similar al que se utiliza en el Mundial. En lugar de ser la sede un país, los partidos se jugarían en una región determinada y los 20 equipos se alojarían en hoteles de esta zona elegida.