El colega Joaquín Saavedra realizó una entrevista para Fútbol sin Cassette al portero Johan Padilla y en uno de los estractos que el periodista subió en suspenso redes, el golero acusó varios actos de racismo en el fútbol ecuatoriano.

En el famoso tema de Genaro Guacón donde se acusó a Padilla de ‘vendido’, el golero negó haberse vendido. Cuenta que su madre lo llamaba llorando. Favaro lo respaldó manteniéndolo de titular. Se cayeron ofertas de BSC y CSE. Estuvo a punto de salir del cuadro militar.

“A mi no me golpeó. Le golpeó a mi familia. Mi mamá a veces me llamaba llorando. Era incómodo estar en esa posición. En ese tiempo yo tenía al profe lolo Favaro, otro me hubiera sentado pero él me hizo jugar. Yo llegué un momento que les dije a los dirigentes si no me quieren aquí, sáquenme. En el estadio la marea roja me decía vendido. Cuando la hincha cantó eso, salí corriendo a camerino y tire puñete. Te comienzan a ver con mala cara, comienzan a apuntar con el dedo. Había conversaciones con Barcelona pero ningún dirigente va a apuntar a alguien que supuestamente se ha vendido. También hubo chances de Emelec”, afirmó el futbolista.

Relacionado:  QUERÍA BILLETE - Implicado en el FIFA Gate dio más detalles de Luis Chiriboga