Jorge Jesus fue noticia hace unas semanas cuando se conoció la versión de que había contraído coronavirus. El entrenador de Flamengo, último campeón de la Copa Libertadores, se sometió a una contraprueba que finalmente le dio negativa. El portugués, de 65 años, fue entonces uno de los principales protagonistas del fútbol brasileño en pedir por la suspensión de la actividad ante la propagación del virus, cosa que ocurrió. Es por eso que este martes, el DT arribó a Portugal, su país, para pasar ahí el período de cuarentena. Como era de esperarse, varios medios se apostaron en el aeropuerto para esperarlo. Y a Jesus no le gustó nada. Con barbijo puesto, mostró su fastidio por el asedio periodístico, nunca detuvo su marcha y antes de desaparecer de la escena alcanzó a quejarse: "No respetan nada. Podrían contagiarse el virus".

Relacionado:  Moratti revela cómo fue el fichaje de Mou por el Real Madrid

El plantel de Flamengo estaba entrenando, pero este lunes se suspendieron las prácticas debido a la pandemia y Jorge Jesus decidió viajar a su país, junto con varios integrantes de su cuerpo técnico. El coronavirus lo tocó de cerca… No por el hecho de estar presuntamente contagiado sino porque uno de sus mejores amigos fue el primero en morir en Portugal debido a esta enfermedad. ​A su regreso deberá sentarse con los dirigentes del Fla para seguir negociando la renovación de su contrato, que vence el próximo 31 de mayo. Por ahora, ambas partes están lejos en los números…

Relacionado:  (VIDEO) El estilo de la Juventus para cantar el 'Jingle Bells'