La crisis por la pandemia del coronavirus en el deporte podría ir más allá del parón que ha afectado ya a la mayoría de las competiciones en todo el planeta. En el fútbol, por ejemplo, y a la espera de ver cuándo se pueden reiniciar laLiga, la Champions, la Europa League… y después de aplazarse ya la Eurocopa y la Copa América para el verano de 2021, la pretemporada de los clubs también podría verse muy afectada por el COVID-19.

Barça y Real Madrid tenían previsto jugar este verano un Clásico en Las Vegas para inaugurar el estadio de Allegiant Stadium, nueva sede de los Raiders de la NFL

Según informa el diario AS, la International Champions Cup, que desde hace algunos años se disputa principalmente en Estados Unidos con la presencia de los principales equipos europeos, entre ellos el Barça, el Real Madrid y el Atlético como representantes españoles, podría no jugarse este verano.

De confirmarse, se suspendería el Clásico que Barça Real Madrid debían disputar en Las Vegas en verano de 2020, según desveló el pasado mes de febrero el diario estadounidense ‘Washington Post’. Relevent Sports, la empresa que se encarga de organizar la International Champions Cup, había planteado el choque entre Barça y Madrid en el estado de Nevada para inaugurar el nuevo estadio Allegiant Stadium de Las Vegas, que se convertirá en la sede a partir de este año de los Raiders, la franquicia de la NFL que este año se ha mudado a la ciudad de los casinos, y que ha necesitado de una inversión de 1.750 millones de euros.

Relacionado:  En Alemania insisten en que el Barça va a por Toni Kroos

Este Clásico entre Barça Real Madrid iba a ser el segundo que los dos grandes de LaLiga iban a disputar en tierras estadounidense, tras el que jugaron en Miami en agosto de 2017 y que supuso el último partido de Neymar con el Barça antes de ‘fugarse’ al PSG.

Relevent Sports ya decidió cancelar hace cuatro semanas la parte del torneo de la International Champions Cup que debía disputarse en Singapur a raíz de la crisis generada por el coronavirus. Según declaró a AS un alto responsable de Relevent, el segundo Clásico en Estados Unidos está a día de hoy en el aire. “Seguimos planeando la edición de 2020 y nos estamos ajustando a los nuevos calendarios del fútbol”, dijo. “Tenemos que monitorizar la situación pero hay que entender que está cambiando muy rápidamente, la seguridad y la salud serán nuestras prioridades”, subrayaron.

Una pérdida económica muy importante, pues los dos equipos aspiraban a llevarse un mínimo de nueve millones cada uno
Relacionado:  El plan de Florentino Pérez para aplastar a la MSN

Si finalmente se acaba cancelando este Clásico de Las Vegas tanto Barça como Real Madrid verán afectadas sus arcas. Y es que después de haber obtenido 9 millones por el Clásico disputado en Miami, los dos equipos aspiraban a llevarse ese pellizco, a pesar de que estaban condicionados a jugarlo de forma muy limitada por la disputa de la Eurocopa y la Copa América. Cancelados estos dos torneos y, a priori, con más opciones de poder jugarse, podría verse cancelado si la pandemia por el coronavirus no se consigue extinguir.