El exastro del fútbol mundial, el brasileño Ronaldinho Gaúcho, continuará en prisión en Asunción, hasta tanto “no se audite” su teléfono móvil y el de su hermano Roberto Assis Moreira, también detenido “por ingresar con pasaporte falso” a la República del Paraguay.

La información fue suministrada por el abogado Sergio Queiroz, quien patrocina tanto al exjugador del Barcelona como a su hermano y que sostuvo que “los peritos se comprometieron a auditar rápido los teléfonos. Aunque eso demorará una semana, al menos”, según reveló la publicación O’Globo.

Relacionado:  Capitán votó por los jugadores del Chapecoense para el 11 ideal de la FIFA

Ronaldinho y Assís Moreira fueron apresados el pasado viernes 6 del corriente, por ingresar a territorio paraguayo “con documentación apócrifa”. La defensa argumenta que ambos recibieron “documentos provisorios”.

“Estamos esperando las pericias de los teléfonos. Pero la feria judicial impuesta (por la emergencia sanitaria para evitar la propagación del coronavirus) demorará todo. Cuando se hagan las revisiones quedará demostrado que no hubo ningún ilícito y todo se resolverá a favor”, sostuvo Queiroz, según reprodujo el diario brasileño.

Relacionado:  Alexis Sánchez y Di María, El Coyote y El Correcaminos de la Premier League

Ronaldinho, próximo a cumplir 40 años, está detenido en la denominada Agrupación Especializada, un complejo de máxima seguridad de la Policía del Paraguay. En ese centro, el ex Gremio de Porto Alegre ya tuvo oportunidad de disputar un encuentro de fútbol sala con otros reclusos (convirtió 8 goles para un equipo que se impuso a otro por 11-2 en un encuentro de práctica) y hasta se animó a desarrollar el hobby de trabajar en la carpintería.