Gabriele Gravina, presidente de la Federación de Fútbol italiana (FIGC), aseguró este miércoles que está dispuesto, si es necesario a causa de la emergencia por el coronavirus, a organizar partidos de la Serie A en julio y tomó como ejemplo la línea defendida el martes por el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales.

«Gracias al aplazamiento de la Eurocopa, algo que deseábamos, tenemos más posibilidad de elegir fechas para recuperar los partidos aplazados en febrero entre mayo y junio, con el deseo de que podamos terminar antes del 30 de junio», afirmó Gravina, en una entrevista a la radio italiana «Radio 24».

Comunicación Social - Editor en Studio Fútbol - CM de @studiofutbolweb en Instagram